El “dancehall”, también llamado bashment, es un género popular de música electrónica que se creó en Jamaica a finales de los años setenta. Originalmente, el género se caracterizó por una versión despojada de “roots style” reggae de que representaba la escena musical jamaicana de los años setenta.

A mediados de la década de los años ochenta, las influencias digitales con ritmos más rápidos ayudaron a transformar el “dancehall”. Este nuevo sonido, llamado “ragga” cada vez se hacía más rápido y se caracteriza en gran medida cómo escuchamos “dancehall” hoy día.

El género incluye elementos como el patois jamaiquino y se centra en influencias como pistas instrumentales llamadas “riddims”. En la década de los noventa, el “dancehall” encontró más popularidad en las comunidades de jamaiquinas basadas en otros países como los Estados Unidos. A la llegada de los años dos mil , el “dancehall” tuvo un éxito total en la música popular a nivel internacional. Ahora, el “dancehall” se incorpora a menudo en la producción de canciones populares. Este estilo no es muy cultivado en la música popular del occidente.

El desarrollo del “dancehall”

El nombre “dancehall” origina de los clubes de baile jamaiquinos donde la música era típicamente tocada. A partir de finales de la década del 1940, la gente de las ciudades de Kingston, Jamaica no se les permitía participar en las bailes de la parte norte de la ciudad. Los cambios políticos en Jamaica ayudaron a transferir la escena del baile local de música “reggae roots” internacional hacia un ritmo diseñado para más consumo que atraería a los jamaiquinos que ya habían sido parte los sistemas dinámicos de sonido en la escena del “dancehall”. La música cambió de letra con temas de justicia social, reparaciones y el movimiento Rastafari y comenzó a centrarse en letras de violencia, sexualidad y baile. Luego, los ritmos de los años sesenta fueron reciclados. Sugar Minott fue el pionero de la tendencia y escribió nuevas letras sobre ritmos pasados de Studio One durante las sesiones de grabación. Durante este periodo, artistas como Roots Radics trabajaron con Henry “Junjo” Lawes para crear algunas de las primeras grabaciones de “dancehall”, incluyendo música de grandes estrellas de reggae como Don Carlos, Barrington Levy y Frankie Paul.

“Dancehall” moderno

A mediados de la década de 1980, el grupo caribeño francés Kassav fue el primero en implementar la tecnología MIDI, llevando así la música caribeña a una plataforma digital. Para el 1985, Sleng Teng (Under Me) de Wayne Smith utilizó un gancho rítmico completamente digital y presentó un ritmo de un teclado de Casio MT-40 que revolucionó el género de reggae “dancehall”. Sin embargo, hubo otras producciones digitales como “Sensi Addict” producido por Prince Jazzbo en 1984. El nuevo ritmo se re-utilizó en más de 200 grabaciones posteriores y causó sensación con su canto sintetizado y acompañamiento musical. Nuevos artistas como Buccaneer, Capleton y Shabba Ranks se convirtieron en estrellas ragga en ascenso. Curiosamente, los DJs se centraron más en temas de violencia en su música, incluyendo Beenie Man, Bounty Killer, Mad Cobra y Buju Banton. Los sonidos más duros de DJ en este periodo de tiempo fueron mezclados con vocales dulces que ya habían evolucionado del “reggae roots” y del R&B con artistas como Cocoa Tea, Sanchez y Franke Paul.

“Dancehall” popular

A principios de los años 2000, el “dancehall” se entrelazó fuertemente con la música popular y creció en popularidad en Jamaica, los Estados Unidos y los mercados internacionales. Artistas como Sean Paul trajeron al “dancehall” a una posición número uno en los Billboard Hot 100 con el éxito “Get Busy” en 2003.

El “dancehall” popular es diferente a la música “dancehall” tradicional, ya que cuenta con material comúnmente utilizado en la música popular como coros repetidos, ganchos rítmicos y melodías populares. También ofrece letras menos sexualizadas. Beenie Man, Elephant Man, Vybz Kartel y un montón de otros artistas de “dancehall” recibieron el éxito internacional.

En los años 2010, una revitalización del “dancehall” en los mercados de Estados Unidos y Occidente vio una abundancia de sencillos de “dancehall-pop” como “Work” de Rihanna y “Controlla” y “One Dance” de Drake en el 2016.

“Dancehall” tero

But it also strives to make the unseen and mystical themes of culture from Uruguay and Latin America visible. But it also shows the importance of the self and the adaptable nature of humans in the context of our Latin roots and culture.

El “dancehall” me ha inspirado mucho en mi propio trabajo. He buscado crear un estilo que refleje mis intereses y mezcle ritmos e inspiraciones latinoamericanas. El género de “dancehall” tero que he creado representa estas características latinoamericanas, pero también incluye elementos de “swing” durante los coros. Combina una mezcla entre ritmos folclóricos y ritmos de salsa para crear un ritmo uruguayo único que yo espero que hable sobre la cultura y la música del país y el continente. Entre algunos de los temas y principios del “dancehall” popular, el “dancehall” tero para mí representa una forma de liberación. Pero también se esfuerza por hacer visibles los temas inéditos y místicos de la cultura de Uruguay y América Latina. Pero también muestra la importancia del ser propio y de la naturaleza adaptable de los seres humanos en el contexto de nuestras raíces y cultura latinas.

¡Espero que disfrutes de la música!

2017-11-13T20:07:05+00:00 August 29th, 2017|Blog, Dancehall, EDM, Enrique Cadena Marin|0 Comments

Leave A Comment